Omega - Semaster 300M

Omega – Seamaster Diver 300M

>25 años sobre y bajo las olas

 

Desde 1993, el Seamaster Professional Diver 300M disfruta de una multitud de seguidores legendaria. Apreciado por su diseño y su tecnología oceánica, el reloj original señaló el retorno triunfal de OMEGA al mundo de los relojes de inmersión y también supuso el inicio de la larga relación de la firma con James Bond. Ahora, 25 años después, llega una nueva y audaz colección. En 2018, OMEGA presenta un completo cambio de imagen de este famoso reloj, con 14 modelos excepcionales: 6 en acero noble y 8 en una combinación de acero noble y oro. Ahora con un mayor tamaño, 42 mm, cada nuevo Diver 300M incorpora un calibre Master Chronometer 8800, que alza instantáneamente la colección a un nivel aún más alto de precisión, funcionamiento y resistencia antimagnética. También se ha replanteado cada detalle del diseño externo, incluido el emblemático bisel de inmersión, que ahora es cerámico, con la escala de inmersión en Ceragold™ o esmalte blanco (para una blancura y una durabilidad mayores). Las esferas están realizadas también en cerámica pulida y se ofrecen en colores negro, azul o cromo PVD. Cabe destacar que OMEGA ha reincorporado el motivo de ondas (ahora grabado con láser), que fue una característica famosa del diseño original. Todos los índices se han realzado y rellenado con Super-LumiNova y, para llevar la cuenta de los días, la ventana de fecha se ha desplazado a las 6. Incluso las agujas esqueleto (rodiadas, en oro de 18 qt o azuladas) se han rediseñado discretamente, cosa que los fans de este modelo seguro que van a notar.

Uno de los detalles más importantes del Diver 300M ha sido siempre la válvula de escape de helio. En los nuevos modelos, se le ha dado forma cónica y ha sido patentada por OMEGA con una ingeniosa tecnología que permite manejarla bajo el agua. El fondo de la caja del reloj muestra un reborde con diseño ondulado y también un cristal de zafiro a través del que puede verse el movimiento aprobado por el METAS. Por último, cada modelo se presenta con un emblemático brazalete metálico tradicional o una pulsera integrada de caucho negro o azul. Los brazaletes de metal lucen un nuevo diseño ergonómico y han sido perfectamente integrados en la caja. También incluyen el cierre extensible de cremallera y pulsador, patentado por OMEGA y que permite aumentar la longitud, lo que es muy útil para la inmersión.