Desde su fundación en 1848, OMEGA no ha cesado de realizar importantes contribuciones al arte de la relojería. Desde la presentación del Speedmaster en 1957, a los calibres actuales con tecnología Master Co-Axial.

La relojería innovadora es la piedra angular del legado de OMEGA, que se inspira en el cronometraje deportivo, las conquistas espaciales, la defensa de las organizaciones encomiables y, por supuesto, en su envidiable papel de apoyo al espía favorito del mundo.