Durante más de 150 años, TAG Heuer ha asumido todos los desafíos imaginables. Al participar y crear los estándares en la escena relojera suiza, la marca ha logrado alcanzar los niveles más altos de precisión y resistencia. TAG Heuer crea sus propias reglas, allana su propio camino, nunca deja de desarrollarse, nunca se compromete y como ellos mismos dicen «Don’t crack under pressure».

TAG HEUER

CARRERA

TAG HEUER

AQUARACER

TAG HEUER

AUTAVIA

TAG HEUER

FORMULA 1

TAG HEUER

LINK

TAG Heuer ha desarrollado tecnología de punta para relojes mecánicos y electrónicos por igual.

Edouard Heuer abrió su taller de relojes en 1860. Le fascinaba la idea de hacer mensurables las fracciones de tiempo más pequeñas. Sus relojes pronto se volvieron indispensables para las carreras de caballos. Las siguientes generaciones ayudaron a desarrollar los primeros cronógrafos automáticos, y hoy estos relojes pueden medir dos milésimas de segundo por medios puramente mecánicos. Al mismo tiempo, el departamento de desarrollo de la compañía no tiene problemas para lidiar con la electrónica de alta tecnología. TAG Heuer también ha establecido puntos de referencia en el campo del diseño. Series de modelos como el Carrera y el Mónaco son íconos de la historia de las carreras de autos.